EXCURSIÓN AL TORCAL DE ANTEQUERA y LA LAGUNA DE FUENTE DE PIEDRA


Dentro de las actividades extraescolares programadas para este curso, por el Departamento de Ciencias Naturales, se ha realizado una excursión al Torcal de Antequera con el alumnado de 3º de ESO.

La belleza de este paisaje fue reconocida desde hace mucho tiempo. En 1929 fue declarado Sitio Natural de interés nacional. En 1978 se declara Parque Natural y en 1989 Paraje Natural. El Torcal de Antequera es un magnífico ejemplo de modelado kárstico, en cuyo origen, además de la naturaleza de las rocas calizas, han influido otros factores como el clima y la estructura de las rocas.

El Torcal se sitúa a unos 10 km al sur de Antequera. Se trata de un macizo alargado en la dirección este-oeste. La cota media está próxima a los 1.000 m. y la máxima es 1.333 m. Desde un punto de vista geológico, se localiza en las Cordilleras Béticas, y está constituido por rocas calizas muy fracturadas a consecuencia de las intensas presiones a que fueron sometidas durante el plegamiento que levantó las Cordilleras Béticas. Las calizas del Torcal se formaron en un medio de depósito marino durante la era Secundaria (en los períodos Jurásico y Cretáceo). Posteriormente, en la era Terciaria, se pliegan en forma de un enorme pliegue en cofre, y emergen, comenzando entonces los procesos kársticos.

El clima  invernal se aproxima al tipo mediterráneo, con algunas heladas, en tanto que el clima estival se acerca al mediterráneo subdesértico, con fuerte insolación diurna, si bien se amortigua por los frecuentes vientos y la relativa proximidad al mar. Las precipitaciones invernales son relativamente altas (600 – 800 mm). La temperatura media anual es de 14ºC.

La mayoría de los suelos que se desarrollan en el Torcal están constituidos por una arcilla que procede de la descalcificación de las calizas. Por su tono rojizo se la denomina terra rossa.

Desde un punto de vista hidrográfico destaca la ausencia total de cauces superficiales de ríos, incluso durante el periodo lluvioso. Sin embargo, en la periferia del Torcal de Antequera hay numerosos manantiales (se han citado hasta 12 manantiales). Esto nos está hablando del alto grado de infiltración que poseen las rocas y de la fuerte escorrentía subterránea existente.

La laguna de Fuente de Piedra se sitúa al Norte de la provincia de Málaga, cerca de la localidad de Fuente de Piedra. Tiene forma elíptica, con unas dimensiones de 6,5 km para el eje mayo (en la dirección NE-SW) y de 2,5 km para el eje menor (dirección NW-SE). Es la mayor laguna de Andalucía, con una superficie de 1.300 hectáreas. Se alza a una altitud media de 400 metros sobre el nivel del mar. La profundidad máxima es de 150 cm, si bien la profundidad media está situada entre 40 y 50 cm.

La Laguna de Fuente de Piedra tiene un régimen de protección de Reserva Natural (ley 2/89 de 18 de Julio). Una Reserva Natural es un espacio natural cuyos ecosistemas o comunidades biológicas están protegidos por su rareza, importancia, singularidad o fragilidad. Además, está declarada por el Consejo de las Comunidades Europeas como ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) porque, partiendo del principio de que todas las aves europeas constituyen un patrimonio común que debe protegerse, la riqueza de aves palustres y, en especial, la nidificación de los flamencos y pagazas piconegras hace necesaria la conservación y protección de estos hábitats.

La Laguna de Fuente de Piedra se asienta sobre una depresión denominada Hoya del Navazo que se localiza en plena campiña rodeada de terrenos agrícolas de secano (cereales) y olivos. Sólo se localizan, de manera puntual, algunos enclaves naturales: el lentiscal de La Madriguera, el acebuchal de la Herriza o el encinar de Las Latas

Las aves constituyen la fauna más representativa de la laguna, especialmente las aves acuáticas que aportan un gran valor ornitológico a esta Reserva Natural. Los flamencos forman la colonia modificante más importante de Europa debido a la gran cantidad de parejas que se reproducen (se contabilizaron unos 10.700 pollos en 1990). La Laguna de Fuente de Piedra tiene una gran importancia para el mantenimiento de la población mediterránea de la especie.

Además de los flamencos hay otras muchas aves acuáticas que nidifican y en la laguna durante el período reproductor (marzo-julio): la malvasía, el somormujo lavanco, el zampullín cuellinegro, la avoceta, la pagaza piconegra, el chorlitejo patinegro, el alcaraván, la cigüeñuela y la gaviota picofina.

Más fotografías (A.Gª Buendía) en la página Fotografías.

Galería | Esta entrada fue publicada en Naturaleza. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s